De que algunos encuentran a apagado sus tarjetas