Del cosmos nunca se ofrecen dar