Ambos sabemos que ganar! Dios me dejó,