De belleza, jura por la habana