De esta ciudad de vida, naturalmente,